Aprender a pedir

Mañana es la mágica noche de Reyes y aunque llevamos toda la vida escribiendo la carta a SS.MM con la mayor ilusión, todavía no hemos aprendido a pedir correctamente. Empezar el año lanzando nuestros mejores deseos, es ¡genial!

Existe un gran bloqueo subyacente: casi siempre formulamos peticiones al universo desde antiguos sentimientos de carencias vividas en el pasado.  Puesto que gran parte de los deseos están relacionados con la salud, el dinero o el amor, digamos, por ejemplo, que les pedimos a los reyes un año de salud radiante. Si nuestra petición viene acompañada de una sensación de miedo a enfermarnos, la salud nunca llegará. Y no llegará porque se pidió con un sentimiento de miedo y un pensamiento de enfermedad que son lo opuesto a lo que deseamos. Este es un ejemplo muy simple, pero sucede así con todo el la vida.

No te pierdas el “LIVE” del 8 de enero a las 15:00 porque hablaré sobre deseos, peticiones y su cumplimiento.

Te espero con las pantallas abiertas de facebook e instagram.

aham prema – somos amor

 

Photo by Ben White on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el CAPTCHA, por seguridad. ¡Gracias! *