¡Arrancamos!

Mañana lunes, 3 de septiembre, abrimos oficialmente las puertas del nuevo estudio de Yoga Zunray en la calle Sant Feliu. Es un momento emocionante para todos nosotros y yo tengo una sensación parecida a la que tenía el primer día de cole. ¿Quién vendrá a clase? ¿Les gustará el nuevo espacio? (esto no lo dudo porque es una maravilla) ¿Qué historias nos contaremos de las vacaciones?

La palabra “yoga” significa “unión” y su esencia unificadora está vívamente presente en este nuevo comienzo de después del verano. Estamos hechos para conectar, para unirnos unos a otros, para merger juntos creando algo más grande. Un gran maestro de la espiritualidad actual, Neale Donald Walsch, hablaba el otro día de cómo existe un poder de atracción y cohesión que nos lleva irrevocablemente a unirnos unos con otros. Neale nos daba el ejemplo de una violeta. Cómo cuando las vemos, con lo pequeñas que son, despiertan el instinto en nosotros de acercarnos y olerlas, creando un vínculo y una relación. A su vez, las dulces violetas desprenden su fragancia creando una atracción hacia ellas, de manera que el magnetismo es mutuo y resulta imposible resistirse al candor de esta nueva conexión.

Nuestro estudio de yoga es un espacio donde todos juntos establecemos conexiones basadas en el respeto, en la alegría y el amor. Somos yogins con un gran deseo de crear algo más bello a través de nuestra unión, de aportar algo positivo a Palma y  de ofrecer un epicentro de luz alrededor del cual muchos seres afines puedan gravitar.

A todos os invito a que forméis parte de este nuevo comienzo en Zunray. Vuestra presencia es importante pues lo que cada uno de vosotros aporta a nuestra comunidad es muy hermoso y, como las violetas de mi pequeño ejemplo, hacéis del mundo algo mejor.

Om Shanti

Zaira