¿Destino o azar? ( parte 1)

images

Una de las cosas que más me gusta en el mundo es que me hagan preguntas. Este post es la contestación a lo siguiente “¿podrías hablar de karma y lila? ¿Hay un destino prefijado?” Es un tema muy interesante en estos tiempos, pero vamos por partes. Primero hay que definir cada cosa.

De acuerdo a las tradiciones del Yoga, nuestra alma es eterna. Ha existido desde el comienzo de los tiempos y ha ido tomando diferentes formas. Su existencia es cíclica ya que sigue un proceso de nacimiento-vida-muerte-renacimiento que se sucede eternamente. Ese proceso se hace de acuerdo a la ley de causa y efecto. Y aquí es donde  la palabra karma entra en juego. Karma significa acción y por extensión nos referimos a karma como el conjunto de acciones y efectos que nuestro Ser ha vivido hasta ahora. Cada acción es una semilla que puede madurar o no dependiendo de las circunstancias. En este contexto hablamos del pasado en su acepción más amplia, el que engloba lo hecho en la vida que disfrutamos actualmente así como las vidas pasadas (acordaos de que la reencarnación es parte de la base filosófica de las corrientes espirituales de India).

Lila es el juego divino y también influye en nuestro destino. Se puede decir que es el factor en la vida que hace que las cosas cambien de repente, que nuestra trayectoria dé un giro o que nuestra evolución dé un salto cuántico sin explicación aparente.

Pensemos en un ejemplo. Digamos que tienes un amigo de toda la vida. Vivíais en el mismo barrio, ibais a colegios muy cercanos el uno del otro, más tarde coicidisteis en la universidad, etc. Luego vuestros caminos se separaron y durante muchos años cada uno hizo su vida. De repente un día, tu amigo está husmeando en las redes sociales sin intención de encontrarte y tu perfil aparece en su pantalla. ¡Sorpresa! él decide mandarte un mensaje. Bien pues todo lo que teníais en común se debe a vuestro karma, a las acciones en el pasado de vuestras almas. El hecho puntual de que tu perfil apareciera en la pantalla de su conciencia es lila.

Muchas cosas en la vida suceden de tal manera: karma, karma, karma, karma, LILA, karma, karma.  Incluso esa chispa de juego divino que parece dar un giro radical al destino también forma parte de la corriente del karma porque, a su vez, va a generar nuevas consecuencias. ¡Ojo! porque no es que los dioses estén jugando con nuestro destino como si se echaran una partida de dominó. A veces no es fácil ver la relación entre las cosas y las causas que las generaron. Digamos que para todo hay una causa, aunque se encuentre lejos en el pasado.

Nuestra realidad en el presente es el resultado de la trayectoria personal y de los efectos del karma colectivo. Estamos donde estamos por todo lo que hemos vivido hasta ahora. A su vez, el futuro será el resultado de nuestro presente (y nuestro pasado). Esto es así lo miremos desde donde lo miremos. Se trata de una ley universal. ¿Se puede hacer algo al respecto? SÍ. Hay un equilibrio entre controlar la existencia a través de la comprensión de la ley de causa y efecto -karma- y el dejarnos llevar por el misterio de lo Supremo -lila-. Muchas semillas maduran de manera que podemos ver el proceso con claridad; otras lo hacen sin razón aparente en momentos inesperados. A las últimas las llamamos sincronicidades, juegos del destino que, por algún motivo que nuestra mente no suele comprender, llenan nuestra vida de magia y maravilla. Pero es el conjunto de todas nuestras acciones, de la intención y la conciencia que hay detrás de cada una de ellas lo que hace que unas maduren y florezcan y otras no. La clave está en aprender cómo funcionan las leyes del karma y en estar bien atentos para ver los juegos de lila.

Así que sí hay un destino. Cuando no sabemos cómo funciona lo volvemos rígido e incambiable, pero cuando conocemos sus leyes se vuelve transformable y muy plástico. Como este post ya es bastante largo, la semana que viene os hablaré de cómo transformar el pasado (sí, ¡es posible!) y de cómo sembrar y cuidar las semillas adecuadamente para cambiar nuestra trayectoria futura sin dejar las cosas al azar.

¿Quieres recibir más info como esta directamente en tu bandeja de e-mail? Dale al botón SEGUIR de mi blog (además es gratis!).

Are you tuned in?

images

Do you remember those old radios with a little wheel that had to be turned in order to sincronize with the chosen broadcasting station? Or the TVs with antennas that had to be adjusted  until they were in the perfect position that allowed a clear image in the screen? It was wonderful to think that there were many waves “floating” in the air and frequencies that could transmit a ton of information, even when we could not see them or listen to them. The reality of the Universe is a lot richer and complex (simple at the same time) than the capacity of our human senses. I am telling you this because we too are receptors of energetic waves that we can´t see. All the stuff that surrounds us and all the things that we do create frequencies that influence our state of being. 

Yoga explains that the Universe is pure Consciousness. Everything and everyone form part of the same infinite field of energy and vibration. When the yogis say “all” they mean exactly that. What we consider good and what we think about as bad, the annoying neighbor or the fast food served everywhere are all part of the Supreme. However, each thing creates different waves and resonates within our Self in a different way. Some make us feel positive and happy, others, negative and depressed. We have a subtle energetic body that works as a receiver of all those various pulsations. We can tune in with things that help us in our evolution or with vibrations that do exactly the opposite.   

Sometimes it is difficult to make the choice, especially when there are so many difficulties in the environment. The following  suggestions can ignite a super positive change in your lives:

  • Tune in…
  1. enjoy some silence time every day
  2. breathe deeply and gently
  3. spend time in natural environments (the more the better)
  4. fill your shopping cart with fresh veggies and fruits of all colours
  5. live here and now
  • Tune out…
  1. newspapers and TV news
  2. unnecessary talking, talking about the state of affairs or gossiping
  3. processed foods, frozen, microwavable or canned
  4. being sedentary (get up from the sofa! it only makes things worse)
  5. constant thinking about the past or the future

Happiness is simple, luminous and light. Move your little antenas and sync with it.

Would you like to receive more info like this directly in you inbox? Click on the SEGUIR button at the top (and it is free!).

¿Con qué te sintonizas?

images

¿Os acordáis de esas radios de hace unos años que tenían unas rueditas que había que mover para sintonizar con la emisora deseada? ¿O las teles con antenas que había que ajustar hasta encontrar la posición perfecta para ver la imagen? Era una maravilla pensar que “flotando” por el aire hubiera multitud de ondas y frecuencias que transmitieran un montón de información sin que nosotros las viéramos ni las escucháramos. Y es que la realidad es mucho más rica y compleja (aunque a la vez simple) de lo que podemos percibir con los sentidos. Todo esto os lo cuento porque también nosotros somos receptores de ondas energéticas que no vemos. Las frecuencias emitidas por lo que nos rodea y por lo que hacemos nos influyen sin que nos demos cuenta.

El Yoga explica que el universo es Consciencia pura. Todo y todos formamos parte de su campo infinito de energía y vibración. Y cuando nos dicen “todo” se refieren precisamente a eso, a todo. Lo que consideramos bueno y lo que pensamos que es malo, la vecina que nos cae fatal o la comida basura que nos sirven en muchos sitios también forman parte de lo Supremo. Sin embargo, cada cosa crea diferentes ondas y resonancias en nuestro Ser, haciendo que nos sintamos positivos y felices o negativos y deprimidos. Tenemos un cuerpo energético sutil que funciona como receptor de todas esas ondas. Podemos sintonizar con cosas que nos ayuden a evolucionar o con vibraciones que hacen lo contrario.  

A veces es difícil elegir, especialmente porque hay tantas dificultades en el entorno. Las recomendaciones que os doy a continuación pueden iniciar un cambio súper positivo en vuestras vidas:

  • Sintoniza con…
  1. disfrutar del silencio un rato todos los días
  2. respirar profunda y suavemente
  3. pasar tiempo en entornos naturales (cuanto más mejor)
  4. llenar la cesta de la compra con verdura y fruta fresca de todos los colores
  5. vivir en el aquí y el ahora
  • Desconecta de…
  1. los periódicos y las noticias
  2. hablar por hablar, hablar de los desastres del país y cotillear sin parar
  3. alimentos procesados, congelados, de microondas o en lata
  4. el sedentarismo (¡levántate del sofá! sólo te agotará más)
  5. pensar constantemente en el pasado o en el futuro

La felicidad es simple, luminosa y ligera. Ajusta tus antenitas y sintonízate con ella.

¿Quieres recibir más info como esta directamente en tu bandeja de e-mail? Dale al botón SEGUIR de mi blog (además es gratis!).

Las chicas son guerreras (y los chicos también)

durga-and-tiger

En el estudio donde imparto clases de yoga hemos dedicado la semana a Viparita Virabhadrasana, una de las posturas de los guerreros. La literatura mítica del yoga está llena de ellos y de asanas (posturas) en su honor. Ahora mismo me vienen a la cabeza los  heroicos Arjuna, Rama, Lakshmana, Hanuman, Surya o el mismo Virabhadra. Es una figura que a nosotros occidentales también nos resulta familiar. Lo que no se enseña tanto, y que realmente nos sorprende, es que el tantra yoga cuenta también con un elenco bien amplio de diosas guerreras aún más poderosas y casi feroces.

La imagen de hoy representa a Durga. Ella es la Madre del universo, nos ama incondicionalmente y está dispuesta a armarse hasta las cejas con tal de combatir  nuestra propia ignorancia. Durga monta un tigre (o un león) indicando su maestría sobre cualidades como el poder, la voluntad y la determinación. Aunque nos protege desde todas direcciones, como si estuviéramos en pleno campo de batalla, ella muestra la expresión dulce de quien está en paz, además ¡su sari rojo y oro está siempre perfectamente colocado! Durga disfruta apoyándonos en nuestro caminar. Con una de sus manos sujeta una flor de loto semi-abierta porque su presencia es crucial en el proceso de nuestra evolución. Con otra hace el gesto de la protección -Abhaya mudra- como diciendo “No temáis, ofrecedme todas vuestras dificultades y mi poder os ayudará”.

Durga es la guerrera del espíritu por excelencia. Simboliza el triunfo sobre demonios como no saber lo que somos auténticamente, la creencia de que estamos separados o la idea errónea de que nuestra existencia sucede únicamente en el tiempo fragmentado de esta vida.

La presencia de Durga es incondicional y algo salvaje porque el amor toma muchas formas y matices. Ella es “la invencible” y se nos presenta como la fuerza cósmica que no nos va a dejar caer, que nos protege a lo largo de todo el camino del alma y nos libera de aquello que nos impide ver que somos la Luz más bella. Cuando te sientas descentrado, agobiado o que no puedes más, respira e invoca la presencia de esta grandiosa guerrera espiritual. Ella es el amor fiero de una madre, de la Madre Naturaleza y de toda la creación. 

Om Aim Dum Duragaye Namaha

Warrior girls (and guys)

durga-and-tiger

At the studio where I teach yoga classes we have dedicated the week to Viparita Virabhadrasana, one of the warrior poses. Yoga´s mythic literature is full of them and asanas (postures) in their honor. Right now I can think of heroic ones like Arjuna, Rama, Lakshmana, Hanuman, Surya or Virabhadra. The warrior is a figure familiar to us, westeners. What is not talked about too often (and might surprise many of us) is that tantra yoga also has a team of warrior goddesses, even more powerful and sometimes fierce. 

Today´s image represents Durga. She is the Mother of the Universe, she loves us unconditionally and is able to pick up the weapons in order to fight our own ignorance. Durga rides a tiger (or a lion) showing her mastery over qualities like power, willingness or determination. Even though she protects us from all directions as if we were in the middle of the battle, her face has the sweetness of someone in peace and her red and gold sari is always perfectly displayed! Durga finds great joy in supporting our journey. We can see her holding a half opened lotus flower because her presence is key in the process of our evolution. Another hand makes the gesture of protection -Abhaya mudra- as if she was saying “Don´t worry, offer your challenges to me and my power will help you”.

Durga is the spiritual “warrioress” par excellence. She symbolizes the triumph over demons like not knowing what we truly are; the belief of separateness; of the wrong idea of living only in the fragmented time span of the current life.   

Her presence is unconditional and somewhat wild because love assumes many forms and shades. She is “the invincible” and shows herself as the cosmic force that will never let us fall, as the one who protects us along the whole journey to the soul and as the one who frees us from all that keeps us from seeing that we are the most beautiful Light. When you feel out of focus or overwhelmed, invoque the presence of this magnificent  spiritual warrior energy. She is the ferocious love of a mother, of Mother Nature and the entire creation.  

Om Aim Dum Duragaye Namaha

Brilla con Luz propia

 
William-Blake-image
El ángel que presidió mi nacimiento dijo:
“pequeña criatura hecha de Alegría y Júbilo,
corre y ama sin la ayuda de nada en la Tierra.”
William Blake

Una de las cosas que más me fascina de los españoles es la capacidad que tenemos para disfrutar y encontrar la alegría, incluso en las circunstancias más adversas. Y para los lectores que no estáis en España, se viven tiempos verdaderamente difíciles por aquí… A pesar de todo reímos y celebramos. En mi barrio hay vecinos que en cualquier momento se echan un cantecito flamenco en el bar de abajo; la gente se manifiesta a ritmo de mambo y los periódicos están plagados de humor relativo a los problemas políticos y sociales.

En yoga hay una idea muy bonita: dentro de cada uno de nosotros está la Luz del Ser que brilla independiente de las circunstancias externas. Niralambaya es la palabra que se refiere a ese estado en el que la Luz se sostiene por sí misma. Es fácil estar contento y feliz cuando las cosas van bien, cuando hace buen tiempo o cuando nos sentimos queridos, pero no lo es tanto cuando estamos sin trabajo o alguien en nuestra familia enferma gravemente. Como en la cita de Blake, niralambaya nos recuerda dos cosas: la primera, que en esencia somos Alegría divina; la segunda, que es posible expandirla de dentro hacia afuera en todo momento y lugar. Lo más interesante es que, si queremos prestarle algún servicio al mundo, debemos recordar nuestra naturaleza dichosa, especialmente en las situaciones adversas.

El presente tal y como está es el resultado de nuestro pasado y el futuro se crea desde el presente. Cómo nos sentimos aquí y ahora determinará lo que vamos a experimentar más adelante, pero el yoga no nos dice que nos riamos de todo ni que hagamos oídos sordos al lo que sucede a nuestro alrededor. ¡Al contrario! Los yogis cultivamos una gran sensibilidad y compasión, sabiendo que una actitud ligera ante la vida crea una conexión muy auténtica con todo y todos (además de un futuro mejor).

Niralambaya puede ser una práctica en sí. A lo largo del día podemos pararnos, respirar y hacernos las siguientes preguntas:

¿qué está sucediendo aquí y ahora?

¿estoy conectado con mi centro de Alegría eterna?

¿qué está emanando de mí al mundo?

Brillar con Luz propia es uno de los regalos más hermosos que le podemos hacer al mundo, a los demás y a nuestro pequeño gran corazón.

om shanti