El secreto de una noche reparadora

L
os trastornos del sueño se han vuelto epidémicos. ¿Sabes que cuando no duermes bien aumenta el estrés en tu cuerpo-mente provocando desequilibrios como el aumento de peso, la ansiedad u otras alteraciones graves a largo plazo? Pero tiene remedio! 

 

Mis ayurtips favoritas para regular el sueño y asegurarte noches tranquilas y reparadoras:

Ajusta la hora de acostarte

Las horas en el reloj interno de los seres humanos vienen dictadas por la Naturaleza y no por los hábitos sociales. El ayurveda recomienda que te acuestes entre las 10 y las 10:30 de la noche porque es cuando tu cuerpo-mente naturalmente inician el tiempo para su descanso y reparación.

Qué hacer durante las dos horas previas

Muchas veces el problema se encuentra en las cosas que haces antes de ir a la cama.

Evita cenar mucho y tarde. Toma tu último alimento antes de las ocho.

Realiza actividades tranquilas como leer algo inspirador, charlar con tranquilidad sobre los eventos del día o escuchar algo de música suave.

Date un baño relajante con aceite esencial de lavanda y practica el auto masaje abhyanga.

Deja el móvil y los dispositivos electrónicos en otra habitación. Cómprate un despertador a pilas.

Asegúrate de comer todos los días los siguientes tres alimentos que ayudan a relajarte y dormir (en mi próximo libro encontrarás más):

Nueces, contienen triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a regular el estado de relajación necesario para una noche reparadora.

Plátanos, son ricos en potasio y vitamina B6 e incrementan la producción de melatonina, hormona que regula el ciclo del sueño.

Nuez moscada, recomendada en ayurveda para combatir el insomnio. Puedes tomarla en infusión o en leche caliente.

Medita

Crea una rutina diaria de meditación. Meditar te permite ir más allá de la mente por lo que es esencial para calmar los pensamientos repetitivos, para no engancharse a los problemas y permitir que surjan en ti las soluciones creativas. Las personas que meditan están más tranquilas y duermen en paz la mayoría de las noches.

 

Respira, relaja, suelta y duerme

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el CAPTCHA, por seguridad. ¡Gracias! *