Empecemos con buen pie

En septiembre suelo sentirme como un bebé que da sus primeros pasos o como cuando viajo a un país desconocido. Cierta inseguridad, los órganos de los sentidos súper abiertos y un gran deseo de querer hacerlo bien y de absorberlo todo. Por eso, antes de que nos metamos de lleno en el ciclo laboral y vital, quiero compartir contigo las herramientas que te ayudarán a empezar con buen pie y ¡a mantenerlo!

Lo primero es recordar a diario las sensaciones maravillosas de libertad, despreocupación y tranquilidad que llenaban cada segundo de tus vacaciones. Todas las mañanas antes de salir de la cama, mantén los ojos cerrados y evoca el espíritu de las pasadas semanas. Respira y disfruta. Recuerda esas situaciones de felicidad inocente en las que no tenías horarios y apenas sentías cargas de responsabilidad. Entonces, céntrate en las sensaciones corporales que tales memorias despiertan.  Pasados unos minutos, haz varias respiraciones profundas, abre los ojos y disponte a vivir un nuevo día con esta misma actitud.

Cuando sientas que el día a día te mete prisa, párate y desacelera. Nada tiene que suceder ahora y sólo las circunstancias de vida o muerte requieren una acción inmediata. Bajar el ritmo y vivir despacio es probablemente una de las cosas más difíciles en la vida moderna, pero te aseguro que con práctica se puede conseguir. Las prisas no son buenas para nadie, es más, muchas veces nos hacen meter la pata y actuar desde lo que no somos.

Todos los días date unas micro-vacaciones. Puede ser una meditación mini, una relajación cortita o unos segundos de respiración consciente. Durante quince minutos despreocúpate del mundo. A mí me gusta ponerme una alarma y desconectar. Inconscientemente sé que durante el tiempo hasta que suene, no existe nada más que el ahora. Esto puedes practicarlo en cualquier lugar ya cualquier hora: cuando tienes un descanso en el trabajo, mientras saboreas una comida deliciosa o tomando tu bebida favorita sentada en una terraza con vistas maravillosas.

¡Taaaan feliz de estar de vuelta!

aham prema – somos amor

 

 

Photo by Tomas Jasovsky on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el CAPTCHA, por seguridad. ¡Gracias! *