La auténtica magia del 1 de noviembre es muy yogi

Halloween nunca me gustó a pesar de mi inclinación a celebrarlo todo. Sin embargo, por debajo del rollo comercial y el empeño de muchos por despertar códigos maléficos, existen otras festividades en esta fecha que SÍ están llenas de magia y que son el verdadero origen de lo que se ha generalizado hoy en día como la noche de brujas. 

Me refiero a la antiquísima tradición celta de Samhain y al también ancestral Día de muertos mexicano, muchas otras culturas celebran algo similar. En todas ellas, durante la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre se abren las puertas entre planos de existencia, los mundos de los vivos y de los muertos se tocan, permitiéndonos entrar en contacto con aquellos seres importantes en nuestra trayectoria personal que ya no se encuentran aquí. Este año recordemos que nuestra alma es eterna y, aunque abandonemos el pequeño cuerpo físico que habitamos, nunca dejamos de existir.

Hace poco leí una enseñanza muy bonita de Anandamayi Ma, una de las yoguinis y maestras más importantes del siglo XX. Un discípulo le preguntó sobre la congoja que se siente cuando alguien querido se muere y ella le respondió “¿Cuando alguien se va a la habitación de al lado, le lloramos?” Tan simple… Sin embargo, como estamos apegados a vivir sólo en la materia física, se nos olvida que nadie se va ni viene, que sólo cambiamos de estado vibracional, a ratitos cósmicos estamos encarnados, a ratitos sólo existimos en el plano sutil. Poder coincidir durante esta vida con seres maravillosos y jugar a la encarnación es un regalo. Cuando nos vamos a la habitación de al lado no dejamos de ser, tampoco quiere decir que dejemos de comunicarnos o de relacionarnos entre nosotros, es más se nos brinda la oportunidad de hacerlo desde el plano de alma únicamente. ¡Qué liberación!

aham prema

4 opiniones en “La auténtica magia del 1 de noviembre es muy yogi”

  1. Qué bonito! Me ha encantado y estoy completamente de acuerdo. Si lo vemos desde esa perspectiva, no sólo es un alivio para el miedo a la muerte, sino que además nos podemos sentir más cerca que nunca de nuestros seres queridos que se fueron.

    1. ¡Gracias Patricia! Me alegro muchísimo de que te haya gustado :) La muerte es uno de los temas más importantes de la vida y es momento de tratarlo con consciencia, ¿verdad? Un abrazo inmenso, Zaira

  2. Ohhh. Me encanta. Carmen Posadas decía en uno de sus libros algo así como que la existencia humana bajo el prisma de los tiempos del Cosmos es similar al tiempo que tarda un pájaro en atravesar las ventanas abiertas de una habitación. Namaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el CAPTCHA, por seguridad. ¡Gracias! *