Sentir el amor

Yuhuu! El mes de los corazones rojos ya está aquí y me encanta que suceda en pleno invierno porque así le damos rienda suelta a sentir el calorcito de los abrazos, achuchones, besos y otras muestras de afecto. De acuerdo al yoga lo divino es amor, podemos celebrarlo en todas sus formas y el romanticismo, por supuesto, es una de ellas. 

Algunos nos pasamos toda la vida persiguiendo afuera a la persona perfecta que nos va a amar incondicionalmente colmando todos nuestros anhelos. Nos perdemos buscando sin encontrar porque no sabemos que ese acto mismo aleja más y más aquello que deseamos. Es una lástima ya que si todos nos dedicáramos a «sentir» lo que ya hay en nuestras vidas no sólo dejaríamos de buscar, sino que veríamos la fuente inagotable de amor que somos y que constantemente recibimos tanto de tantos seres.

Déjame que comparta contigo la visualización más kitsch del año:

Imagínate que del centro de tu pecho brotan burbujas con forma de corazones rojos. Son tan ligeras que casi elevan tus pies por encima de la tierra y por dentro hacen cosquillas como las chispitas burbujeantes del los Peta Zetas (¿te acuerdas de los caramelos que hacía chasquidos en la boca?). Ahora siente la ligereza, la alegría, siente que puedes amar a todo y a todos.

Vale sí, es una imagen tonta, de dibujo animado, pero a mí me encanta porque sentir el amor tiene más que ver con la disposición personal que con la presencia en el exterior de un ser perfecto y maravilloso. Mujer Radiante, el curso del fin de semana 9 y 10 de mayo, le dedica una lección entera a las relaciones de pareja, apúntate y ¡deja que las burbujas suban!

“Siente” el amor que ya eres, compártelo generosamente y permanece abierto/a a recibirlo.

aham prema

 

Photo by Carolyn V on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve el CAPTCHA, por seguridad. ¡Gracias! *